Pol, el elefantito más bonito

¿Quieres que te cuente un cuento recuento?

Hoy, una buena noticia a Ruth le han dado:
futura mamá será, pues se ha quedado en estado;
Pol es un cachorrillo muy deseado,
para su llegada ya está todo preparado:
cosas útiles que mamá ha comprado
y algunas más caprichosas que le han regalado …
Por fin el esperado día ha llegado:
la dulce espera ha acabado,
los familiares están nerviosos,
los peques muy revoltosos
pero Ruth, a pesar de los dolores, sonrie de mil amores,
ya que muy tranquila y calmada deberá estar
cuando a su querido Pol pueda abrazar …
Todos al nuevo miembro de la familia quieren ver
pero un poco de paciencia aún deberán tener:
será el rostro de mamá el que primero vea
cuando lo traiga limpito la enfermera Bea …
Al nuevo mundo el peque ya ha llegado,
con su llanto a mamá casi sorda ha dejado
pero a ella no le importa nada
que no sea acurrucar a esta “monada”…
Feliz y dichosa ya en casa Ruth reposa;
por fin a solas y con mucha ilusión
mamá mira al peque con devoción …
su elefantito, tan pequeñito e indefenso …
¡Él también ha tenido un día intenso!
Para ambos una nueva vida empezaba
pero ella por nadie se cambiaba;
Pol no deja de llorar: seguro que lo debe alimentar …
aún está un poco nerviosa y su mano temblorosa:
es la segunda vez que lo hace
pero parece que al pequeño satisface.
El cachorrillo ya se callado
mamá dulcemente lo ha acunado …
Es hora de dormir para mañana un nuevo día vivir.
Así, madre e hijo sus días pasaban, del mundo se olvidaban;
ambos se iban conociendo:
gestos, palabras y balbuceos van distinguiendo…
Mamá se sorprendía pues le parecía que sólo ella lo entendía:
cuando estaba intranquilo sabía, cuando su Pol no tenía el día,
si quería jugar o prefería descansar…
pero se trata de ese don que tienen las mamás
que no verás en nadie más;
Algunas noches en vela Ruth se pasaba,
hasta que su bebé, el sueño conciliaba
y casi dormidita luego debía ir a trabajar
mientras los abuelos a Pol venían a cuidar;
todos los caprichos a su nieto consentían
pero eso era un secretillo que los tres tenían.
Sus primitos querían que muy pronto creciera
y jugando con ellos mucho se divirtiera…
En un lindo elefantito Pol se estaba convirtiendo,
y cuanto mamá le explicaba, iba entendiendo;
embelesado su chiquitin la miraba,
mientras atentamente la escuchaba,
a todo cuanto ella decía,
Pol entusiasmado atendía …
Por las tardes, pelis de dibujos animados veían
o leyendo increíbles cuentos se entretenían;
con las meriendas el peque descubría nuevos sabores
mientras hacia garabatos en sus libros de colores …
Madre e hijo muy bien se entendían,
cada vez más cosas ambos compartían.
No había nadie en el mundo que más feliz a mamá hiciera,
siempre agradecería que al mundo su bebé viniera.
Quisiera que todo se detuviera
y que para siempre su pequeñajo fuera …
Pero Pol cumple hoy tres añitos
y lo celebra con sus amiguitos;
ya tiene edad para ir al colegio
y aunque también vaya su amigo Sergio,
el principio ha sido un poco doloroso,
el elefantito está inquieto y lloroso;
por primera vez de mamá se debe separar
y es una situación que le cuesta asimilar;
sin embargo, pronto bonitas historias Pol viviría
y muy buenos ratos en el cole pasaría;
pero eso, él me ha dicho, que os lo cuente otro día …

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s