Tití, el deprimido coatí

¿Quieres que te cuente un cuento recuento?

Tití, era un coatí que en una oficina trabajaba
aunque era un empleo que en realidad detestaba,
nada ni nadie le gustaba, con sus compañeros poco hablaba,
nunca con ellos se relacionaba ni con ninguno quedaba,
pero un motivo el pobre tenía, que nadie comprendía …
de menos echaba su pampa argentina
de donde se vino para estar con Cristina,
allí de orfebre trabajaba y muy feliz estaba
artesanos objetos creaba con los que la vida se ganaba
o a sus mejores amigos a veces regalaba;
con su tío Juancho, que era un legendario gaucho,
las tardes tranquilo pasaba …
delicioso mate bebiendo,
dulce de leche comiendo …
estos tópicos típicos le encantaban
y si mientras tanto, un tango escuchaban
de aquella casa ya no lo sacaban …
Por eso aburrido en su trabajo estaba
y deprimido todo el día pasaba
A veces, Cristina intentaba animarlo,
de su profunda tristeza sacarlo,
en el tocadiscos un tango de Gardel le ponía
pero el pobre Tití más aún se deprimía …
Allí donde ahora vivían ni un sólo árbol veían
incluso, el Ayuntamiento, los quitaba para hacer pavimento;
Tití, el coatí, un alma en pena parecía
desde la mañana hasta que oscurecía.
Un día enfermó y Cristina al doctor llamó:
sus pulmones muy delicados estaban,
aire limpio y puro necesitaban.
Su esposa mucho lloró
sin embargo, también reflexionó:
perder a Tití por nada del mundo quería
era su adorado esposo y su mejor compañía
¡primero fueron las depresiones
ahora obstrucción de pulmones!
Así es que con gran valor, en un bello acto de amor
tomó una decisión que a ella también le hacía ilusión:
Una vida mejor ambos se merecían
por eso al parque de Iguazú regresarían …
ella de ciudad era pero por Tití haría lo que fuera:
El también a España emigró
cuando con ella se casó,
Cristina aquí su trabajo tenía,
era profesora de filosofía;
por ella Tití se había sacrificado
y todo atrás había dejado …
pero ahora, su salud peligro corría
y ella un nuevo disgusto le evitaría …
volverían a su país natal
y compraría ropa prenatal
para el bebé que esperaba
tremendamente emocionada.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s