¿Quieres que te cuente un cuento recuento?

Antón es un pequeño ratón de lindo bigotito pero algo rarito …
No es que fuera peculiar, si no que el queso no podía soportar.
Para los ratones el queso es un manjar
pero Antón lo odiaba a rabiar
porque cuando queso come muy malito se pone:
¡Su barriga suena como una sirena!
Sus amigos creen que lo dice por hacerse el interesante
aunque a Antón eso no le importa un guisante.
Le da igual que lo crean diferente
él se muestra siempre indiferente.
No busca que los demás lo admitan
¡Ellos no saben cómo vomita!
Y si no es popular por ser diferente
al menos es más inteligente:
No dice ni pío cuando le hacen el vacío,
de los demás no le importa la opinión:
Él es quien sufre una indigestión.
Si un amigo es de verdad
no busca tu popularidad
ni quiere que te pongas malito
aunque sólo sea un ratito,
tal como seas te debe querer
de un amigo, éste es el deber.