El león Teo

¿Quieres que te cuente un cuento recuento?

Teo es un león bonachón
pero tiene un padre gruñón
que quiere que el más fuerte sea
y así se lo dice a cualquiera.
Su hijo será el más fiero, el más valiente
pero Teo es bien diferente.
Papa Leo a cazar le enseñaba
pero a Teo no le gustaba.
Evitaba siempre cazar
si no era para su hambre saciar.
Leo le recriminaba
que con otros no se peleaba
pues eso a él lo avergonzaba
“Respeto nunca te tendrán
y en líder no te convertirán” – le decía siempre que podía.
Pero a Teo no le importaba
con sus amigos jugaba y
jamás los maltrataba.
Ambos siempre discutían
pues en nada se entendían.
Y el tiempo pasó
pero Teo no cambió.
Su padre casi no le hablaba
pues pensaba que al respeto le faltaba
al no hacer lo que él le decía
pues era lo que le convenía,
lo más pertinente e inteligente.
En verano un incendio aconteció
y a todos por sorpresa cogió.
De acuerdo estuvieron y a la cueva de Teo acudieron
él sabría qué hacer, nada debían temer
todos lo respetaban y admiraban
de él siempre se fiaban.
Teo a las montañas altas los guió
y a todos ellos salvó.
Miles de viajes hacía, subía, bajaba, a todos ayudaba:
a los pequeños del cuello cogía, ninguno se le perdía,
A los ancianos en su lomo llevaba y fácil los transportaba.
Casi muere en el intento
pero su padre está muy contento
pues por fin entendió, que para hacerte respetar, no tienes por qué amedrentar
y que no es ningún disgusto
que un hijo tenga sus gustos:
Tener tu propia opinión no es ninguna rebelión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s