Soso, el oso perezoso

¿Quieres que te cuente un cuento recuento?

Soso, es un lindo oso perezoso
que camina muy despacito
y avanza pasito a pasito;
A nadie molestaba
una vida tranquila llevaba:
En su árbol permanecía,
pocos amigos tenía,
no porque él no quisiera
sino porque tan lento en su caminar era
que aburría y desesperaba a cualquiera.
Sus amigos muy rápido corrían
de un lado a otro se movían,
pero Soso nunca los seguía
moverse deprisa no podía:
¡Lo mismo llegaba tarde a la escuela
que al cumpleaños de su abuela!
Le decían que más frutas comiera,
que su apetito abriera
pues así más fuerte estaría
y como todos correría.
Soso no podía su hambre forzar,
para a los demás agradar,
pues podía enfermar.
Los osos perezosos poco pueden comer
si su cuerpo sano quieren tener,
apenas se deben mover
para al enemigo lejos mantener
y con vida permanecer.
Así es que Soso triste siempre estaba
pues con él casi nadie jugaba.
Sin embargo, un día la suerte de Soso cambió
porque a Tuga, la tortuga, de morir salvó
cuando al río una tarde cayó
tras dar un buen tropezón
dejando panza arriba su caparazón.
Soso al agua se tiró,
rapidísimo nadó
y a Tuga rescató.
Todos se sorprendieron,
con agrado descubrieron
que aunque Soso en tierra muy lento era,
nadando no había quien lo venciera.
Decidieron entonces al lado del rio estar
para que Soso con ellos pudiera jugar
y miles de historias nadando inventar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s