Flaca, la extraña vaca

¿Quieres que te cuente un cuento recuento?

Flaca, era una vaca un tanto curiosa y peculiar
pues no tenia manchas como sus vecinas del lugar;
de no saber que Flaca era hija de la vaca Paca,
nadie diría que la rara Flaca fuera una vaca.
Algunos compañeros la querían ayudar
y la historia de sus vidas le empezaban a explicar:
el lustroso sapo Papo,le dijo que de recién nacido un renacuajo era
pero que ahora, su espectacular cambio podía ver cualquiera;
Osa, la preciosa y colorida mariposa,
le contó que de pequeña se criaba como un gusano
y que ahora revoloteaba en un hermoso manzano.
Flaca callaba y los escuchaba atentamente
pero ella sabía que su caso era diferente.
Un día decidió el mundo entero recorrer,
por si encontraba a alguien que se le pudiera parecer.
Así, en su camino, encontró a Tito el conejito
que subido a una gran noria, no se comía ninguna zanahoria,
sino unas ricas manzanas porque decía que eran muy sanas.
El sólo hacía lo que le apetecía, no lo que por sistema debía…
pero a Flaca tampoco convenció y su camino ésta siguió.
Dos hormiguitas merendaban algunas miguitas
pero no las guardaban, ni almacenaban;
Flaca el por qué quiso saber:
le dijeron que como las demás no querían ser…
pues además, era monótono y aburrido
guardar todo lo que habían recogido.
Este caso a la vaca tampoco servia pues ella sabía
que sólo siendo como las demás, feliz seria.
Caminando varios días a una ciudad llegó,
donde a los miembros de un circo conoció.
La buena vaca muy contenta estaba:
allí era donde por fin encajaba,
nunca había visto la barba de una mujer
eso era muy difícil de creer,
o a un señor tan pequeño como un niño
que le habló con mucho mimo y cariño.
Al dueño del circo Flaca trabajo pidió
y este para su espectáculo la contrató.
Mucho éxito diariamente la vaca conseguía,
pues viéndola diferente, el público se sorprendía;
pero además, Flaca un curioso talento tenía:
graciosa y melódicamente su cencerro hacía sonar
mientras ella ágilmente se ponía a bailar.
Sin embargo,a pesar de que feliz la vaca parecía ser,
habló con sus compañeros al amanecer,
les suplicó que sus deseadas manchas con pintura le dibujaran
si es que verla por fin dichosa todos deseaban…
Ellos no la pudieron ver llorar
y las negras manchas le empezaron a pintar:
Ahora si que Flaca contenta estaba,
ya tenia cuanto deseaba,
nada en el mundo valía más
que ser como todas las demás.
Orgullosa, a hacer su papel al escenario salió
pero el público al verla enmudeció…
y a pesar de que tan bien como siempre Flaca bailó,
la gente prácticamente no le aplaudió…
Ella muy extrañada estaba,
no sabia qué pasaba:
si ahora era una vaca normal ,
¿Qué era lo que había salido mal?
De repente, Flaca se desmayó,
el conocimiento perdió
y en el hospital se despertó.
Sus amigos le explicaron que mucha suerte había tenido,
ya que los poros de su piel, la pintura había obstruido,
como ésta no podía respirar,muerta asfixiada pudo acabar…
Ella que creía que unas manchas serían,
lo que la igualdad y la felicidad le darían,
descubrió que sea como fuese, viva estaba
y eso era lo único que le importaba.
Así como era se aceptó
y por fin tranquila vivió.
Ser como el resto tanto había buscado
que la valiosa vida le pudo haber costado.

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s